La revolución sexual femenina, otra lucha de las mujeres

Hace varios años se viene hablando de la ola gigante morada: banderas, música, bailes, desfiles, mujeres movilizándose por sus derechos sexuales, políticos, económicos, entre otros. Realmente, el 8 de marzo no es una celebración, es una conmemoración, una gran marcha, para ganar más terrenos, de los ya ganados, sobre la igualdad de la mujer.

Para conmemorar este gran día, queremos exaltar el “Empoderamiento femenino”, sí, una tendencia que se lleva investigando y analizando por varios años, pero que a hoy 2022, vemos una dirección muy marcada hacia el empoderamiento de lo más propio de cada persona, su intimidad y su satisfacción sexual.

¿Cómo nace esta tendencia?

La tendencia de empoderamiento femenino nace hace más de una década, donde se veía a la mujer fuerte, poderosa, vistiendo masculino, de una u otra forma queriendo ser aceptada y mostrando su papel importante en empresas, espacios políticos, entre otros; a medida que pasan los años, se transforma, encontrando a la mujer romántica, femenina con camisas con mangas bombachas; además el marketing toma este fenómeno y empieza a aprovecharse, haciéndolo parte de todas las estrategias de mercadeo de las marcas, lo visibilizan, toman partido de ese “empoderamiento” y hacen que tenga relevancia, mostrando a esa mujer empoderada que puede usar tacones y labial rojo para llegar a una junta directiva llena de hombres y sin perder su fuerza. Hoy vemos diversas mujeres empoderadas, unas con una energía famenina más evidente y otras, con su energía masculina, dominante: y esto nada tiene que ver con la clasificación HOMBRE O MUJER.

En una carta escrita por Margarita Rosa de Francisco, actriz colombiana, a Amparo Grisales, actriz y presentadora colombiana, evidencia como las mujeres han revolucionado no solo las redes, si no también la televisión, Margarita le escribe “Sos la primera mujer-revolución que vi en mi vida. Aunque no me esté refiriendo a ‘revolucionaria’ en sentido ideológico, debo decir que tu posición asertiva como mujer dueña y orgullosa de su poder sexual fue una declaración política de extremo impacto para mí”.

Empoderamiento en el 2022

Hoy, la tendencia aún está, seguimos hablando de la inclusión de las mujeres y las brechas rotas ante la desigualdad, pero para el 2022 y futuro, ese empoderamiento femenino lo estamos llamando “la revolución femenina del sexo y el placer”

Y si vamos a hablar de sexo y placer en las mujeres, el feminismo tiene todo que ver, porque hasta hace poco las mujeres que gozan de las libertades sexuales eran tachadas y condenadas por la sociedad, pero es un terreno que poco a poco han ido ganando, y creánlo o no, la pandemia fue uno de los impulsores.

“Placer” y “deseo”

Históricamente, hablar de que las mujeres podían desear y sentir placer era un disparate, su sexualidad estaba limitada a la procreación y a estar con un solo hombre; sentarse a hablar con las amigas de masturbación era impensable y hablar de la “primera vez” era una charla que las niñas con sus madres no podían tener “pues esto era incitarlas a que tuvieran relaciones”.

Como casi todo, por no decir todo, para las mujeres eran libertades de las que estaban privadas, pero ahora gracias al EMPODERAMIENTO SEXUAL FEMENINO y a las mujeres que se atrevieron a hablar de sexo, placer y deseo podemos gritar a los cuatro vientos que nuestro clítoris y cuerpo son nuestros y nosotras somos libres de decidir de cómo disfrutar el sexo y el placer.

Año del clítoris

El año 2020 fue llamado el año del “clítoris”, este año fue un reto y se han roto tabúes alrededor del placer femenino, según cifras, durante la pandemia y las cuarentenas alrededor del mundo, aumentó la compra de juguetes sexuales.En Colombia, por ejemplo, un estudio realizado por Euromonitor International concluyó que, durante el 2020 el e-commerce de juguetes sexuales creció 53% y, para 2025, anticipan que el crecimiento será de 74%. ¿Cuántas parejas en la pandemia experimentaron mantener sus relaciones sexuales con un intermediario (vibrador a larga distancia)? o ¿Cuántas mujeres no necesitaron de un hombre, si no, que su consolador fue el protagonista de su satisfacción?

No solo las cifras lo dicen, solo le dan fuerza, por que si hablamos de señales y manifestaciones sobre esta tendencia, vemos desde ginecólogas como la Doctora V haciendo charlas sobre como enseñar a disfrutar como mujeres del sexo  y romper tabués de comunicación generacional, a mercados navideños de emprendimientos con opciones de juguetes sexuales que tienen como foco el placer femenino.

También, se empieza a evidenciar en el entretenimiento, una serie como The Bold Type que toca los diferentes frentes del empoderamiento femenino en cada capítulo, y hace énfasis en el vibrador con control a distancia o la experimentación del placer con personas del mismo género; o una serie como Bridgerton, que a pesar de que muestra un Londres en 1.800, donde las mujeres debutan ante los hombres de alta sociedad para ser escogidas como esposas, no tenían elección, ni mucho menos, satisfacción, hay un reflejo del contexto de hoy, una protagonista que auto descubre su placer y deseo sexual, que planea su elección y su futuro estratégicamente.

Controversial, un poco, pues a las mujeres siempre nos han enseñado a no hablar de sexo y más en esa época, es por esto que Daphne, la protagonista de la serie, rompe estructuras y pensamientos.

Redes sociales, marcas y liberación

Por otra parte, en las redes sociales encontramos varias marcas donde están mostrando y tumbando tabús acerca del empoderamiento sexual femenino, se quiere mostrar que la masturbación en las mujeres es tan normal como en la de los hombres y es un reto; aún falta por explorar, pues en la revista ELLE, según un estudio realizado a nivel internacional por LELO tan solo el 60% de las mujeres reconoce haberse masturbado, frente al 95% de los hombres.

Profundizando en el tema, encontramos en internet, una película estrenada en el 2011 llamada Hysteria, que muestra los prejuicios a partir de la sexualidad femenina; médicos hablan de una enfermedad llamada Histeria femenina, y es controlada por un “aparato” que realiza masajes vaginales, es una comedia que muestra el invento del consolador y lo beneficioso tanto mental y físico para las mujeres

¿Sexo por diversión?

La lucha continúa, pero cada mujer es libre de decidir que hacer con su cuerpo, atrás el sexo solo para procrear, las mujeres también pueden disfrutar, desear y tener a un hombre un ratito nada más. El placer no debe estar condicionado a un genero, empiezan a desaparecer estereotipos, aunque culturalmente, todavía existan algunos que lo cuestionen. 

We are poder, Nos pasa a todas podcast, Lolas magazine, son algunos ejemplos de marcas que hablan directo y sin prejuicios,  invitan a la exploración de nuestro cuerpo femenino, empoderarnos de nuestra sexualidad, placer y deseo, porque siempre será un tema importante y otro terreno por el cual debemos seguir luchando. El sexo es salud, y en la búsqueda de un bienestar físico, mental y emocional no debería haber discriminación. 

sacado de @nospasaatodaspodcast
sacado de @weare_poder
contributor

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *